Project Description

 

La parte terminal del área digestiva está compuesta por el recto, por el canal anal y por el ano (propiamente dicho). Al igual que cualquier otra parte de nuestro cuerpo, esta sección es vascularizada por venas y arterias que reciben el nombre de “arterias y venas hemorroidales”. Pero al contrario de las venas del resto del cuerpo, las venas hemorroidales no poseen válvulas que puedan impedir el estancamiento de sangre. Por lo tanto, cualquier aumento de la presión en esas venas propicia su congestión. Así pues, las hemorroides son dilataciones de las venas del recto y el ano, que pueden acompañarse de inflamación, trombosis (formación de un coágulo de sangre en el interior de un vaso sanguíneo) y sangrado.

Las hemorroides se clasifican en:

– Hemorroides internas: cuando ocurren en el recto.

– Hemorroides externas: cuando ocurren en el ano o en el final del canal anal.

Causas

Los casos de Hemorroides son muy comunes y se presentan con frecuencia en la mayoría de las personas. Se forman cuando hay un aumento de la presión en las venas hemorroidales o debilidad en los tejidos de la pared del ano. Los principales factores de riesgo son:

  • Aguantar las heces con frecuencia, evitando defecar siempre que hay ganas
  • Antecedentes familiares de hemorroides
  • Cirrosis e hipertensión portal
  • Constipación intestinal (estreñimiento)
  • Diarrea crónica
  • Dieta pobre en fibras
  • Embarazo
  • Esfuerzo para evacuar
  • Obesidad
  • Tabaquismo

Síntomas

Las hemorroides pueden ser sintomáticas o no. El sangrado de las hemorroides típicamente se presenta como una cantidad pequeña de sangre viva que queda alrededor de las heces, restos de sangre en el inodoro después de haber terminado de evacuar o sangre en el papel higiénico después de limpiarse. Existen varias enfermedades que podrían ser posibles causantes de esta hemorragia en las heces, por ello se debe consultar a un médico, ejemplos: fisura anal, cáncer de recto, enfermedad diverticular e infecciones. El sangrado de las hemorroides suele ser leve, pero, si fuese frecuente, puede conducir a una anemia.

Los síntomas de las hemorroides internas son:

  • Dolor, si se presenta una trombosis o cuando el esfuerzo crónico para evacuar causa el descenso de la hemorroide hacia afuera en el canal anal.
  • Incontinencia fecal
  • Presencia de un corrimiento mucoso, que provoca irritación y comezón anal (en el caso de algunas hemorroides internas)

Los síntomas de las hemorroides externas son:

  • Sangrados
  • Dolor al evacuar y al sentarse
  • Dolor intenso, si se presenta trombosis de la hemorroide.
  • Comezón

Diagnóstico

Las hemorroides se diagnostican por medio de:

-Examen físico

-Colonoscopia para descartar otras causas.

Recomendaciones

  • Baños de asiento con agua tibia, para dar alivio contra los síntomas agudos
  • En las embarazadas se sugiere compresas húmedas tibias
  • Uso de pomadas y medicamento recetado por el médico (no se deben usar indefinidamente sin orientación médica)
  • Dieta rica en fibra
Síguenos: