Project Description

 

Este Síndrome del intestino irritable (SII por sus siglas) se presenta de forma frecuente en la población mexicana. Según las estadísticas, es el primer motivo de consulta al gastroenterólogo y es una de las cinco principales causas de visita al médico general. Y la mayoría de estos pacientes, son mujeres.

Nuestro estado de ánimo puede llegar a influir en gran medida a nuestra salud digestiva. Especialmente en las temporadas de mayor estrés, que es cuando el intestino se ve más afectado. Si bien, aún no se conocen las causas específicas y científicas de lo que origina este síndrome, se deduce que tiene relación con los periodos de estrés y emociones. Te explicamos a continuación sus síntomas y cómo cuidarte, especialmente si eres mujer.

 ¿Qué es?

El síndrome del intestino irritable abarca un conjunto de circunstancias en las que una persona siente dolor, especialmente en el área del abdomen. Sufre también significativos cambios en su ritmo intestinal sin presentar alteraciones físicas o algún tipo de colitis. El diagnóstico de este síndrome consta de varios análisis y generalmente se presenta en mujeres menores a los 35 años.

Causas

  • Por enfermedad crónica: episodios recurrentes presentados en todos los meses.
  • Por problemas digestivos, alteraciones o modificaciones en la motilidad intestinal: esto es porque en el intestino se concentran los problemas causados por el estrés, ansiedad y nervios (emociones fuertes y eventos de estrés pueden causar una alteración digestiva, por pequeña que sea).
  • Por el consumo de ciertos alimentos a los que podemos reaccionar negativamente y no lograr procesarlos de forma adecuada.
  • Por alteraciones hormonales.
  • Por la genética misma: puede ser que si nuestros padres padecen síndrome del intestino irritable, nosotros tengamos probabilidades de llegar a padecerlo también.

 

Síntomas

  • Dolor abdominal. Se presenta por un ardor muy característico en la zona abdominal que podría incluso llegar a sentirse en la zona lumbar o en las piernas.
  • Menstruación con fuertes episodios de dolor. De acuerdo a las estadísticas, son más comunes los casos de SII en mujeres que padecen dolor intenso en su menstruación. Por esta razón es que el factor hormonal influye en gran medida a que sean las mujeres la mayoría de pacientes con este síndrome.
  • Periodos de diarrea y periodos de estreñimiento.
  • Estado emocional. Las emociones fuertes y el Síndrome del intestino irritable están fuertemente relacionadas (cuando padecemos periodos de estrés o ansiedad es cuando el intestino se ve más afectado).

Tratamiento

  • En los periodos de dolor a causa de los síntomas del Síndrome del intestino irritable se recomienda seguir algunos cuidados diarios en nuestra rutina y en la forma de alimentación para evitar incrementar las complicaciones.
  • Evitar alimentos ácidos
  • Evitar el consumo de harinas refinadas.
  • Se recomienda reducir la ingesta de gluten, como medida preventiva. (Lee el articulo sobre intolerancia al glúten)
  • Evitar el consumo de proteínas animales como el pescado o las carnes rojas.
  • Beber agua en abundancia.
  • Incrementar el consumo de probióticos, ya que estos reforzarán y cuidarán tu intestino.
  • Consumir melocotones, kiwis, fresas, papaya y manzana; los cítricos tienen muchos beneficios.
  • Consumir aceite de menta, ya que actúa como protector.
Síguenos: