vive la vida y despues donala

Donación y trasplantes.

El Dr. Ernesto Duarte Tagles y su esposa Dra. Susana Pérez Cornejo, ambos con especialidad en trasplante de hígado, siempre con interés en la donación y trasplantes de órganos y ahora comprometidos con Sonora, han influido a que el porcentaje de donantes haya aumentado al 200%.

La donación de órganos en México es un tema en proceso de conocimiento para todos. Lo cual, se realiza con un solo fin: salvar y mejorar la calidad de vida de muchísimas personas.

Existen muchas personas que actualmente están unidas trabajando para fomentar la cultura de la donación. El principal objetivo es aumentar el número de donantes y beneficiar a todas las personas que requieren un trasplante en Sonora y en el país.

El trasplante de órganos y tejidos, se presenta como una oportunidad invaluable que, en muchas ocasiones, es la única posibilidad de vida para personas con una enfermedad terminal como insuficiencia renal, hepática, cardíaca o pulmonar; pero también da calidad de vida al restituir la función orgánica o de visión, como en el trasplante de córnea o de movilidad o en el caso de injertos óseos. Al día de hoy en México existen casi 20,000 personas esperando un trasplante, siendo los mas necesarios de riñón y de córnea; pero también hay individuos esperando un trasplante de hígado, de corazón o combinados (más de dos órganos).

Por un donante de órganos y tejidos total, cuya edad promedio es de 30.8 años, se puede beneficiar aproximadamente a 110 personas y en total se ganan ¡55.8 años de vida!

Esto no es posible sin la generosidad de personas que a pesar de estar sufriendo un dolor grande por la reciente pérdida de un familiar, se atreven a decir: SÍ DONO.

Si eres un donador altruista de órganos y tejidos ¡Felicidades! Y si tienes dudas, acércate a preguntar, quizá te convenzas y te conviertas en un donador de vida; la decisión de donar es solo tuya, pero tienes que informarlo a todas aquellas personas que necesiten saberlo, es importante que la familia lo sepa, pues ellos serán tus portavoces.

Recuerda que: Sin donante no hay trasplante.